sábado, 25 de julio de 2015

dE la Biblia de las Piedras: ÁGATA


"Formada de cristales de cuarzo microscópicos extendidos en bandas, es un cristal muy estable. Sirven para asentar las energías y aportan equilibrio físico, emocional e intelectual. Armoniza el ying y el yang. Psicológicamente facilita la aceptación de uno mismo, fomenta la autoconfianza, y favorece el autoanálisis"

Para las sociedades antiguas el Ágata era una ventana mágica abierta al mundo de los dioses, a través de la cual podían comunicarse directamente con ellos.
Esta roca silícea ya era conocida hace más de 5.000 años por los fenicios, asirios y sumerios, que la tallaban para crear piezas ornamentales.

Se crea o no en estos poderes, la belleza de esta piedra lo es en sí misma...
En la imagen
Ágata de Botswana