martes, 13 de diciembre de 2016

En 1907....




Se descubre petróleo en Comodoro Rivadavia (Chubut) en forma casual, al perforar en busca de agua potable. 
En 1901, cuando se fundó la ciudad chubutense, los pobladores que se encontraban en el lugar encontraron serios problemas con la provisión de agua potable, ya que ésta debía ser transportado en carros desde Manantiales Behr, varios kilómetros al norte. 
Como consecuencia de las gestiones de los pobladores, el 3 de octubre de 1903 desembarcó en la playa de Comodoro Rivadavia una máquina perforadora enviada por la Dirección de Minas, Geología e Hidrología de la Nación. Esta máquina alcanzó los 172 metros de profundidad sin encontrar agua, ante la desilusión de los vecinos. Los trabajos fueron abandonados ante la imposibilidad de que el equipo pudiera alcanzar una mayor profundidad. 
Tres años después, el 24 de marzo de 1907, una nueva máquina perforadora comenzó con las tareas al norte del cerro Chenque, a unos tres kilómetros de la población, que de acuerdo a las conclusiones de los técnicos era el lugar más adecuado. El grupo trabajó durante varios meses, con los ojos de todo el pueblo puestos sobre el resultado de tanto esfuerzo. Se habían ya sobrepasado los 500 metros de profundidad, sin encontrar rastros de agua, cuando la población fue sorprendida al aparecer en la excavación burbujas aceitosas con olor a “kerosene”. Al alcanzar la máquina los 540 metros de profundidad, comenzó a surgir del suelo, conjuntamente con el agua de inyección, una materia viscosa: acababa de descubrirse la existencia de un yacimiento petrolífero.