viernes, 18 de noviembre de 2016

Vladimir, historia de un galgo...


del Muro de Facebook de Ana Sofia Perez Thomsen
Compartimos
(16/11/2016)
"A Vladimir lo encontramos hace 3 semanas y dos dias. Lo primero que hicimos fue llevarlo al veterinario. Estaba minado de pulgas y garrapatas, muy flaquito (se le notan aun las costillas, los huesos de los muslos y la columna vertebral). Cuando lo queriamos acariciar, tenia miedo de que le fueramos a pegar, asi que siempre agachaba la cabeza. Caminaba normalmente, pero el veterinario lo reviso y nos dijo: "tiene las patas fracturadas, a este perro lo pasaron de rosca y tiene muy lastimadas las patas. Tiene lastimada la rodilla trasera porque lo han golpeado salvajemente para que corriera. Él no se queja porque está acostumbrado al dolor." 
Vladimir no sabia lo que es el alimento balanceado, lo miraba y no se daba cuenta de que era comida. Se miraba en su reflejo en el espejo y se asustaba. Se acurrucaba en el piso cuando tenia que caminar por algún lugar un poco resbaladizo. Tenia miedo, le tenia miedo a todo.
Hoy lo seguimos curando de sus patitas, ya sabe lo que es la comida (hasta se quiere comer la nuestra jejje), aprendio a mirarse en el espejo, camina sin resbalarse, se sube a la cama y al sillón y hasta me despierta a las 5 de la mañana (sábados y domingos también), porque sabe que es la hora a la que me suena el despertador.
No hay nada mejor que llegar a casa y que Vladimir te reciba. Es inexplicable la alegria que demuestra cuando nos ve llegar, cuando esta con nosotros, cuando lo sacamos a pasear, cuando le hacemos una caricia, le damos de comer, o lo dejamos subir a la cama. Es inexplicable e increible"

Vamos a decir #StopGalgueros, porque el sometimiento, la servidumbre y la explotación, no se regulan. 

#Galgosporlalibertad
#Bastadecarrerasdeperros